12 de julio de 2018
Modric es de oro
El 10 de Croacia entiende todo y actúa en consecuencia. Con un juego sencillo, jugó como el partido lo pedía y va por la final. Por la final y por ser el Balón de Oro...

No se podía quedar afuera de la final. El Mundial ya había sido injusto con Harzard como para que otro amante de cuidar la pelota como si fuera la última en la tierra tuviera que irse a jugar por el tercer puesto. Luka Modric no podía perderse la última escena de una obra en la que viene actuando como lo que es: un jugador distinto, de lo mejor de la elite. La pilcha que no se supieron poner ni Messi, ni Cristiano ni Neymar, ésa que el 10 belga se probó y casi que le quedó a medida, le empezó a calzar mejor al croata que ve el oro, el Balón de Oro, ahí cerca. Hay buenos, muy buenos jugadores, y están los Modric. En esa lista, son pocos los que en Rusia se lucieron como para sumarse. Pero el croata le dio un plus a lo que se le ve hacer habitualmente en el Real Madrid. Nadie se sorprende de sus virtudes, pero sacarlas todas juntas a la cancha cuando te están dando piña tras pina, no es sencillo. Inglaterra, gol tempranero mediante, aceleraba y los pasaba por arriba. Había dos opciones: la de desesperarse y desordenarse o la de Modric.

El técnico inglés lo felicitó al final del partido.
FOTO: EFE

El técnico inglés lo felicitó al final del partido. FOTO: EFE

¿Qué hizo? Lo que hacen los grandes: bajarle el ritmo al rival, empezar a tomar confianza con pases sencillos, con jugadas “fáciles”, sin fantasías animadas ni nada raro. Leyó antes que su propio técnico y que el DT inglés que su socio del día era Perisic. Que si todos esperaban su pase a Rakitic, él saldría para el otro lado. Y así avanzó territorialmente saliendo de lo que parecía un aluvión inglés. Lingard y Henderson se miraban para ver quién lo iba buscar, o dudaban de esperarlo. Modric se les coló por todos lados sin necesidad de trasladar la pelota, sino de jugarla al claro, irla a buscar, jugarla al claro, irla a buscar.

Todos saben lo que van a hacer los grandes jugadores, pero el mérito de los Modric es que sólo ellos saben cuándo lo harán. Los ingleses no lo pudieron leer, se chocaron en su búsqueda y terminaron partidos en mil pedazos. Separaron tanto las líneas que el 10 croata empezó a hacerse la gran fiesta.

No jugó solo, nadie juega solo y llega a la final del mundo. Tuvo sus socios en Rebic un rato, en Perisic todo el partido y el amor propio de un Mandzukic maltrecho físicamente pero entero espiritualmente. El conductor, en definitiva, conduce. Y en estas instancias, en estos niveles, ya se dijo que no es suficiente con el corazón. La actitud de Croacia, para aplaudir todo el día, necesitaba de una cabeza, de un iluminado, de un jugador de oro.

¡Croacia marcó el 2 a 1!
Gol de M. Mandzukic (C). Croacia 2 - Inglaterra 1. Semifinal. Mundial Rusia 2018. (Fuente: TV Pública)

MOSCÚ (ENVIADO ESPECIAL).​

EL MUNDIAL DE MODRIC

 


COMPARTIR:
Notas Relacionadas
Mundial RUSIA 2018
El reloj favorece a Francia
Comentarios:
Aun no hay comentarios, s el primero en escribir uno!
Escribir un comentario »








EL Clima en Saladillo

19.1°C

Soleado

DOLAR

 
COMPRA
VENTA
37.53
39.53

 
 

LO MAS LEIDO DEL MES

 
Matías Lochbaum le dejará el lugar a Agustín Osterrier para enfrentar a Ferro
Huracán perdió ante Independiente de San Cayetano
Huracán empató con Ferro por el Regional Amateur
Arranca la quinta fecha del Provincial de clubes de Basquet
Arranca la cuarta fecha del Provincial de Clubes de Básquet
 


Sport Digital Saladillo - © 2018 - Todos los derechos reservados


RadiosNet